Las reglas del Baccarat

 

 Posiblemente este juego de casino te resulte familiar por el hecho de ser el juego preferido de James Bond en sus películas. El bacará o baccarat es un juego de cartas de procedencia francesa y uno de los mejores juegos con los que iniciarse en el casino dado a su fácil jugabilidad. Si aún desconoces cómo jugar al bacará, en este artículo podrás aprender las reglas básicas de este juego de casino tan divertido.

Como generalidad podríamos decir que el bacará es la correspondencia francesa a nuestro juego de las siete y media, o a una forma simplificada de blackjack. En este caso, el objetivo del bacará es acercarse lo máximo posible con el valor de las cartas a 9, superando al mismo tiempo la puntuación de las cartas de la banca. En el juego del bacará se utiliza una baraja francesa de 52 cartas, aunque en los casinos tradicionales se emplean entre tres y seis, ya que la mesa para este juego puede albergar hasta 12 jugadores. El valor de los naipes en el bacará es el siguiente:

-J, Q, K y 10 valen cero.

-As vale 1.

-El resto de cartas, el valor de su número.

 

Además del valor de cada naipe, en el bacará también hay que tomar en cuenta el valor de la mano. Para calcular lo que vale una mano se deben sumar los valores de las cartas repartidas. Si este es superior a diez, entonces se resta 10. Por ejemplo, si el valor de las cartas del jugador suma 15, la mano del jugador vale 5.

 

 

Mesa de juego

Una vez sabemos el valor de los naipes y de la mano, lo próximo es saber el tipo de apuesta que se permite. El juego del bacará comienza cuando el jugador ha elegido su apuesta sobre el tapete, y esta puede ser: apostar por el jugador, apostar por la banca o apostar por un empate (tie).

 

Tras la elección de la apuesta la banca reparte una a una las cuatro cartas de la mano, dos para el jugador y dos para la banca, que permanecen ocultas. Y a partir de aquí entran en juego las reglas básicas del bacará, que te resumimos más abajo:

-Si el jugador o la banca obtiene un valor de 8 ó 9 se llama “mano natural” y se ha ganado el juego. Si ambos obtienen este resultado, contará la carta más alta. Y en caso de que ambos tengan la carta más alta (un 9) la mano se declara empate.

-Si el valor de la mano del jugador está entre 6 y 7 no se reparten más cartas y el jugador se planta.

-Si el valor de la mano del jugador está entre 0 y 5 se reparte una tercera carta.

-Si el valor de la mano de la banca está entre 0 y 2 se reparte una tercera carta.

-Si el valor de la mano de la banca está entre 3 y 6, será la tercera carta del jugador quien determine si la banca saca una tercera carta o se planta.

-Ninguna mano tendrá más de 3 cartas.