Botes progresivos

El concepto de bote progresivo consiste en la unión de los botes de distintas máquinas para acumular una cantidad mucho mayor de dinero y suponer un gran premio para cualquiera de los jugadores que jueguen  a una de ellas. Funciona reteniendo un porcentaje del dinero que se apuesta cada vez para incluirlo en el bote común de todas las máquinas que están en red aportando al mismo bote.

Hasta la aparición de los casinos online, los botes progresivos sólo unían las máquinas de un mismo casino pero, con la llegada del juego a internet, se pueden unir todas las máquinas de distintos casinos que jueguen con el mismo desarrollador de software.  De la misma forma, el bote progresivo ha venido siendo exclusivo de las tragaperras hasta hace muy poco, la mayoría de los casinos van incorporando algunas apuestas con las que se puede ganar también bote progresivo.

¿Cómo ganar un bote progresivo?

Francamente, ganar un bote progresivo es enormemente difícil. De hecho, en cualquier juego, cuanto mayor es el premio menores son las probabilidades de ganarlo. Esto ocurre con los botes progresivos, que resultan de una combinación al azar y para la cual es preciso estar jugando la apuesta máxima y, dependiendo de la máquina, cumplir otros criterios sobre las apuestas.

botes-progresivos

Es muy importante, por lo tanto, leer bien las instrucciones de la máquina para saber qué criterios hay que cumplir para poder optar al bote y cumplirlos bien. De lo contrario, estaremos malgastando nuestro dinero jugando en una máquina que ofrece menos premios que una sin bote y sin opciones reales de conseguirlo.

Tragaperras con bote progresivo

Existen tres tipos de máquinas tragaperras progresivas en función de qué otras máquinas también contribuyan al bote.

  • Progresivas individuales: estas máquinas no están interconectadas a ninguna otra, sino que van guardando una parte de cada apuesta ellas solas. Los botes son bastante menores, pero son un poco más fáciles de conseguir que los otros dos tipos.
  • Progresivas de casino: son máquinas que están interconectadas con todas las demás tragaperras progresivas del propio casino. Por supuesto, el bote –que suele ascender a varios miles de dólares- no es sencillo de ganar, pero merece la pena intentarlo.
  • Progresivas en red: como el propio nombre indica, son máquinas progresivas interconectadas entre varios casinos que aportan todas al mismo bote. En estos casos, puede haber cientos o miles de máquinas unidas para el mismo bote que puede alcanzar cientos de miles de dólares e incluso millones en algunos casos.

Si bien las probabilidades de ganar son mínimas, no es menos cierto que todos los botes progresivos se ganan en algún momento. Sólo se trata de ser el afortunado que esté en la máquina en el momento preciso apostando la cantidad máxima.